Aunque en la época y como se puede observar en un repaso a la historia, no existían fidelidades eternas entre la nobleza y la corona, en los episodios que se destacan en Extremadura si podemos hablar de una serie de partidarios o afines a la causa de Isabel la Católica durante toda su vida. En muchos de los casos reseñamos aquí los más importantes en esos momentos, aunque podríamos incluir muchos otros.

 

separador

LOS MENDOZAS

El linaje de los Mendoza es originario de la localidad de Mendoza en la provincia de Álava. Los Mendoza entraron al servicio del reino de Castilla durante el reinado de Alfonso XI (1312–1350).

Pronto la rama principal de los Mendoza abandonó su lugar de origen para ponerse al servicio de los reyes castellanos instalándose definitivamente en Guadalajara en el siglo XV.

Aunque como todas las casas nobles tuvieron sus diferencias con la corona y con otros nobles, defendieron la causa de la sucesión de Enrique por su hija Juana y cuando Isabel se corona son de los primeros en mostrarles su apoyo. Podría decirse que siempre hubo un Mendoza al lado del rey o la reina.

Personajes_diegohurtadoDiego Hurtado de Mendoza

Don Diego Hurtado de Mendoza y Figueroa nació en Guadalajara en 1417 y murió en Manzanares del Real el 25 de enero de 1479. Era el primogénito de Íñigo López de Mendoza, I marqués de Santillana, y hermano de Pedro González de Mendoza, conocido como el cardenal Mendoza, y de Íñigo López de Mendoza y Figueroa, I conde de Tendilla y suegro de Beltrán de la Cueva.

Este noble y político castellano ostentó los títulos de I Duque del Infantado, II marqués de Santillana, I marqués de Argüeso, I marqués de Campoo, II conde del Real de Manzanares, y IV señor de Hita y Buitrago.

Al comienzo de la guerra civil en Castilla (1465) fue partidario de la princesa Juana aunque, al ascender su hermano a cardenal con el apoyo de Isabel y Fernando, cambia de tercio (1473) y una vez muere Enrique IV, pone su lealtad al servicio de la defensa de los derechos de Isabel la Católica.

Su intervención en la guerra con Portugal le fue agradecida con el título de Duque del infantado y presidente de la Real Audiencia y cancillería de Valladolid.

Cardenal Mendoza

Pedro González de Mendoza, conocido como el Cardenal Mendoza, nació en Guadalajara el 3 de Mayo de 1428. Es el quinto hijo del Marqués de Santillana y de Catalina Suárez de Figueroa.

Su niñez y adolescencia la pasaría en Guadalajara y su cuidada educación se dirigiría desde su nacimiento a la carrera eclesiástica en la que finalmente ocupó un puesto destacado como cardenal, eso sí, sin olvidar sus ambiciones políticas que le llevaron a ganarse el apodo de “Tercer Rey” durante el tiempo que estuvo al servicio de los Reyes Católicos.

 

separador

Personajes_chacestrujillo

LOS CHAVES DE TRUJILLO

La llegada de la familia Chaves a Trujillo tuvo lugar en el siglo XIV, cuando Nuño García de Chaves se afincó en Trujillo, al casarse con Maria Sotomayor Álvarez de Escobar, para hacerse cargo de los bienes que le había dejado su madre en herencia.

Desde el momento en que se afincaron en Trujillo, ellos mismos y sus descendientes -Martín de Chaves, que fue muerto en guerra contra los musulmanes, y Luis de Chaves-, fueron fieles a la corona de Castilla.

 

Don Luís de Chaves

Luis de Chaves el Viejo fue tal vez el personaje de mayor relevancia en el Trujillo de finales del siglo XV, no sólo por su influencia en el gobierno de la ciudad, sino especialmente por su marcada posición en defensa de la Corona.

Luis de Chaves, apodado “el Viejo”, contrajo matrimonio con María de Sotomayor, hija del maestre de Alcántara don Gutierre de Sotomayor y tuvo varios hijos, tres de ellos muertos en la defensa de las causas de los Reyes Católicos.

Luis de Chaves mantiene a raya la nobleza rebelde, concretamente al señor feudal el Marqués de Villena y sus aliados, que hicieron tambalear en más de una ocasión los cimientos mismos de la monarquía. Más tarde, durante la guerra civil de 1475-79, desempeñó la difícil y arriesgada misión de conservar para la corona la ciudad de Trujillo, en cuyo empeño perdió a dos de sus hijos en 1476 y otro más en la toma de Málaga en 1487, esfuerzo que le valió el profundo y sincero reconocimiento de los Reyes Católicos, que le distinguieron -especialmente la reina Isabel-, con prolongadas estancias en su alcázar en repetidas ocasiones. Participó asimismo en las luchas fratricidas que tuvieron lugar en Extremadura durante la segunda mitad del siglo XV entre Gómez Solís y Alonso de Monroy por el maestrazgo de la Orden de Alcántara, luchando al lado del segundo, hechos sobradamente conocidos de la historia de Extremadura.

 

separador

LOS OVANDO

El linaje de los Ovando tiene una relación directa con la monarquía y es uno de los que mayor presencia e importancia tuvo  en la época de los reyes Católicos. En la ciudad prestaron apoyo a las distintas gestas incluido el Descubrimiento y la posterior organización de los territorios conquistados.

Personajes_diegoovandoDiego Fernández de Cáceres Ovando

Principal baluarte de los Reyes Católicos en Extremadura. De grandes dotes militares, destacó por las mismas en la Batalla de Toro (1476). Tuvo un papel muy importante en la pacificación de Extremadura tras la guerra civil por el trono castellano, en la que, como representante de los reyes, combatió contra los valedores de Doña Juana de Castilla. Su esposa – Doña Isabel Flores de las Varillas- fue Camarera de la Reina Isabel.

 

 

Nicolás de Ovando y Cáceres

Hijo del capitán Diego Fernández de Cáceres y Ovando y de su primera mujer Isabel Flores de las Varillas, dama de la Reina Isabel I de Castilla.

Fue gobernador y administrador colonial de La Española, desde 1502 hasta 1509. A su regreso a España recibió el nombramiento de Comendador Mayor de la Orden de Alcántara. Sus restos reposan en la Iglesia de San Benito – Alcántara –.

separador

ALONSO DE CARDENAS

Fue nombrado Maestre General de la Orden de Santiago por los Reyes Católicos en 1477 en Azuaga, como recompensa a sus importantes servicios en la guerra contra Portugal durante la guerra de sucesión castellana. Tuvo que hacer frente a numerosos conflictos con nobles extremeños, que le disputaron el Maestrazgo – Feria -. Tuvo una presencia destacada junto a los Reyes Católicos en la conquista de Granada.

Falleció en 1493, y fue el último Maestre de la Orden, ya que ésta pasó a dominio real mediante una dispensa del papa. Recibió sepultura en la iglesia de Santiago – Llerena -.

separador

HERNANDO DE ZAFRA

Considerado como uno de los principales secretarios de los Reyes Católicos, de orígenes modestos y gran habilidad, supo abrirse paso, tarea nada fácil en aquellos tiempos, a lo que sin duda ayudó su fuerte carácter, tal y como aconteció en el asesinato de Fernando de Salamanca “con un palo en la cabeça”.

De orígenes judíos – su familia llegó a sufrir los castigos de la Inquisición, concretamente su hermano Pedro de Zafra, el cual fue procesado en el año 1500 – aunque Hernando corrió mejor suerte. Pronto entraría en contacto con la realeza, participando en la Guerra de Granada y la consecuente repoblación de la zona, lo cual le va convirtiendo poco a poco en un importante aristócrata. Entre sus hazañas destaca la firma de las Capitulaciones de Alfacar por las que se conquista la plaza de Granada y se libera a los prisioneros cristianos de aquel lugar. Es sin duda uno de los pilares durante la negociación de la rendición de Granada.

separador

LICENCIADO ZAPATA

Hablar del licenciado Zapata (o Luis Zapata) es hablar de unos de los más ilustres llerenenses que ha dado la historia. Ejemplo, según algunos, del paso de la Edad Media a la Edad Moderna y hombre fiel a la corona. Lo Reyes Católicos depositaron en él la confianza para el desarrollo de las Leyes de Toro, Leyes de la Mesta o la Casa de Contratación de Sevilla.

Pronto se convirtió en Alcalde Mayor y dado su estatus consiguió una gran fortuna en la zona de Tierra de Barros, las Alpujarras o las tierras granadinas, entre otras. No es por ello extraño que interviniese incluso en la redacción del testamento de los Reyes Católicos o que influyese para que  Llerena albergara un Tribunal de la Inquisición. Nunca dejaría de lado su localidad natal, por ello colabora con la remodelación y ornamentación de la Capilla de San Juan Bautista o con la construcción del palacio que se localiza en la plaza del Espíritu Santo. En su haber cuenta con la formación como Letrado de las Cortes o el cargo de miembro en el Consejo de Guerra, de Cámara, de Justicia, de Estado y de Indias. Su esposa, Doña María de Chaves, una dama de origen portugués, no se mantuvo ajena al posicionamiento de su esposo y por ello desarrollaría la tarea de camarera de Isabel la Católica. A pesar de una vida llena de vaivenes y de “ir y venir”, exigencias propias de tales ocupaciones, siempre mantuvieron presencia y contacto con su localidad natal: Llerena.