Aunque en ocasiones la historia se cuenta desde el lado de los que la vencen, no hay historia posible sin antagonistas, y el reinado de Isabel y su vida se puede medir y contar por la calidad y el valor de sus opositores, no enemigos ya que una vez pacificada la Península fueron fieles y ellos o sus descendientes participaron en grandes causas.

separador

Personajes_alfonsoportugalEl Rey Alfonso de Portugal

El Africano

Nació en 15 de Enero de 1432 en el Palacio Real de Sintra. Hijo de Eduardo I de Portugal y la infanta Leonor de Portugal comenzó su reinado en 1438. Hasta su mayoría de edad, el país fue regentado primero por su madre, según los últimos deseos de su padre.

El 9 de Junio de 1448, con la mayoría de edad, obtuvo la corona del reino y al poco tiempo, el 15 de Septiembre de ese mismo año, Alfonso V anuló todas las leyes y edictos firmados durante el periodo de regencia. Esto se tornó en un tiempo de inestabilidad.

Su reinado se extiende desde el 9 de Septiembre de 1438 al 29 de Agosto de 1481, con un pequeño paréntesis entre los días 10 y 15 de Noviembre de 1477.

Alfonso se centró en la ampliación de sus territorios en África y sus conquistas en estos territorios le dieron al rey el apodo de “el Africano”.

Una vez terminadas las múltiples campañas conquistadoras en África, vuelve su mirada a la Península Ibérica y más concretamente al reino de Castilla. Las disputas sucesorias del vecino reino, hacen participe de importancia al rey, pues es un momento propicio para la unión de los reinos castellano y portugués, siendo para él una unión de gran importancia.

Cuando Enrique IV muere en 1474, los partidarios de la “Beltraneja” acuerdan con Alfonso V matrimonio con su sobrina Juana. Esta boda tuvo lugar en Plasencia el 25 de Mayo de 1475 y allí mismo se coronaron como reyes de Castilla. La crucial Batalla del Toro en 1476, donde salió derrotado Alfonso V representa el fin de las aspiraciones al trono castellano.

En 1479 fue de nuevo derrotado en la batalla de la Albuera, un golpe definitivo a sus pretensiones de hacerse con el trono de Castilla. El 4 de septiembre de 1479 se vio obligado a firmar el tratado de Alcaçovas por el que se daba por acabado el conflicto y se comprometía a dar por nulo su matrimonio con su sobrina Juana y renunciar a todas sus aspiraciones al trono de Castilla, así como la hegemonía portuguesa sobre casi todos los territorios atlánticos y africanos disputados, descubiertos o por descubrir – incluso el monopolio del comercio de Guinea, con la excepción de las islas Canarias-.

Terminado el conflicto con Castilla, Alfonso V abdicó en su hijo y se retiró a un monasterio donde murió en 1481.

 

separador

LOS DE VILLENA

Durante los primeros años de Isabel, van a cobrar especial relevancia en los asuntos del reino los descendientes de Juan Alonso Téllez Girón perteneciente a la aristocracia castellana – y de procedencia portuguesa – e integrante del séquito de Álvaro de Luna, todopoderoso condestable de Castilla. Son los Villenas los auspiciadores de la Guerra Civil en 1465 y de la sucesión.

Juan Fernandez Pacheco

(Belmonte 1419 – Santa Cruz de la Sierra 1474) Ostentó los títulos de Marqués de Villena, Duque de Escalona y Maestre de la Orden de Santiago. Su ascenso se produjo a instancias de su proximidad con el rey Enrique IV, del que fue su valido, aprovechando el débil carácter del rey para su propio beneficio. Su enorme ambición y capacidad para conspirar hicieron que se erigiese como uno de los adversarios más temibles para las aspiraciones de Isabel y Fernando.

Pedro Girón Tellez

(Belmonte 1423 – Villarrubia de los Ojos 1466) Maestre de la orden de Calatrava. Mano derecha de su hermano Juan Pacheco, amasó un gran patrimonio en rentas y posesiones. A instancias de su hermano, estuvo a punto de contraer matrimonio con la Infanta Isabel de Castilla. Su fallecimiento bajo extrañas circunstancia anuló dicho plan.

Diego Lopez Pacheco y Portocarrero

Primogénito de Juan Fernández Pacheco, combatió en el bando de Doña Juana “la Beltraneja” en la guerra de sucesión castellana. Tras la derrota, consiguió ser perdonado por la reina Isabel, aunque fue desposeído del maestrazgo de la Orden de Santiago así como de sus dominios en el Marquesado de Villena, que pasaría a la corona. Participó como Capitán General en la Guerra de Granada.

 Condesa de Medellín

Beatriz Pacheco hija de Juan Pacheco, Marqués de Villena. Llegó a condesa al enviudar del primer Conde de Medellín – Don Rodrigo de Portocarrero –, Doña Beatriz de Pacheco tuvo una significada intervención en la guerra de sucesión al trono de Castilla entre los partidarios de Doña Isabel y los de Doña Juana, apoyando sin denuedo a éstos últimos, hasta un extremo que le conllevaría la pérdida de la villa de Medellín en favor de la corona de Castilla.

Su hijo, que le disputaba la sucesión en el condado fue encarcelado por ésta para que no negociase con Doña Isabel. Terminada la guerra, su hijo recibió por decisión real la sucesión al Condado.

Personajes_alfonsocarrillo Alfonso Carrillo de Acuña

Arzobispo de Toledo

Tuvo junto a su sobrino Juan Pacheco (Marqués de Villena) una importante influencia sobre las disputas entre la nobleza castellana por la sucesión al trono desde tiempos del rey Juan II de Castilla. Tras la caída en desgracia de Álvaro de Luna, se convirtió en una ayuda decisiva para que Juan Pacheco, a la sazón nuevo favorito de Enrique IV, ostentase – de facto – el poder en Castilla.

Tras cambiar el rey de favorito por Beltrán de la Cueva y apoyarse en la casa de los Mendoza, se convertirá en uno de los organizadores de la “liga nobiliaria” que protagonizará episodios como la “Farsa de Ávila”, aunque posteriormente fue uno de los principales apoyo de la infanta Isabel para su proclamación como heredera y la boda con Fernando de Aragón. Solicitó la bula papal para santificar este matrimonio.

El apoyo de Fernando e Isabel al Obispo Mendoza para ser elegido cardenal le alejó de la causa de la infanta Isabel y posteriormente, a la muerte del Rey será uno de los baluartes de Doña Juana de Castilla. Tras la derrota, mantendrá el Arzobispado de Toledo, pero no volverá a restaurar su influencia.

Durante la guerra e invasión de Portugal permanece alineado con el Rey de Portugal y los nobles sublevados pero a pesar de todo recibe el perdón de la reina en Guadalupe.

Alonso de Monroy

El Clavero

Conocido como “el Clavero” fue último Maestre de la Orden de Alcántara antes de que dicho privilegio pasara a la Corona de Castilla, personaje clave en las revueltas de la nobleza y en la expansión de la orden, luchó al lado de los Zúñigas y la condesa de Medellín en la Guerra de Sucesión, y protagonizó algunos de los episodios más llamativos de la historia Extremeña.

Fue educado por su tío Gutierre de Sotomayor maestro de la Orden de Alcántara, que le dejó la encomienda de Ceclavín convirtiéndole después en Clavero de la Orden, y posteriormente tras disputas con otros nobles y Maestres como Don Gómez de Cáceres y Solís, conde de Oropesa, llego a ser Maestre.

Estas disputas le ocupan en la guerra con Portugal manteniéndose alineado con la condesa de Medellín y el rey de Portugal.

 

separador

Personajes_zunigaLa Casa Zuñiga

Linaje procedente de Navarra, con enorme poder político, económico e influencia sobre la corona castellana – sea por su apoyo o en su contra – cobran un protagonismo fundamental a la hora de entender las complejas relaciones entre la alta nobleza y la corona castellana.

Alvaro de Zuñiga y Guzmán

Participó en el derrocamiento del valido Álvaro de Luna como miembro de la liga nobiliaria que durante el reinado de Juan II de Castilla se confabuló para hacer caer a un valido molesto para la alta nobleza castellana.

Tras su muerte, Álvaro de Zúñiga pasa a ser el favorito del rey. Posteriormente, pasará a ser miembro de la liga nobiliaria que intentó entronizar a Alfonso de Castilla – hermanastro del Rey Enrique IV –, tras ceder a las presiones de la nobleza, Enrique IV nombra al infante Alfonso Príncipe de Asturias (heredero legítimo al trono de Castilla) y en 1464 a Álvaro de Zúñiga, Conde de Plasencia, Primer Caballero del Reino.

Al nombrar Enrique IV a su primogénita – Doña Juana de Castilla – como heredera al trono, vuelve a avivarse el conflicto por la sucesión al trono castellano y la liga nobiliaria se hará fuerte entre otros lugares, en Extremadura por el apoyo de los Zúñiga.

Tras el fallecimiento de Enrique IV, la Casa de Zúñiga apoya a Doña Juana, hasta el punto que la entronización del rey portugués y ésta última como reyes de Portugal y Castilla y su enlace matrimonial se celebran en Plasencia. Tras la batalla de Toro, toda la Casa de Zúñiga reconoce a Isabel como reina de Castilla, firmándose unas capitulaciones que pondrán fin al conflicto con la corona y restituirán algunos derechos a los mismos.

Se pueden y se deben incluir otros protagonistas, como el linaje de los Carvajales, los Sotomayor y los Bejaranos en este capítulo, dado que la presencia de la reina Isabel en Extremadura es intensa y las relaciones de la misma con personajes locales con proyección internacional -muchos acabaron sus días en la Conquista- son numerosas. La vida y gesta de estos personajes debe resaltarse en cada uno de los puntos de esta Ruta.

 separador

CONDESA DE MEDELLÍN

Beatriz Pacheco hija de Juan Pacheco, Marqués de Villena. Llego a condesa al enviudar del primer Conde de Medellín – Don Rodrigo de Portocarrero –, Doña Beatriz de Pacheco tuvo una significada intervención en la guerra de sucesión al trono de Castilla entre los partidarios de Doña Isabel y los de Doña Juana, apoyando sin denuedo a éstos últimos, hasta un extremo que le conllevaría la pérdida de la villa de Medellín en favor de la corona de Castilla.

Su hijo, que le disputaba la sucesión en el condado fue encarcelado por esta para que no negociase con Doña  Isabel. Terminada la guerra, su hijo recibió por decisión real la sucesión al Condado.