separador

1451 – 1468

Desde su nacimiento a los pactos de Guisando

En esta etapa Isabel es coprotagonista de la historia del reinado de Enrique IV, en lo personal se va forjando como heredera y mujer.

La primera guerra civil que conoce Isabel estalla por la disputa sobre la sucesión al trono de Castilla, instigada por la llamada liga nobiliaria. Los nobles que formaban parte de esta liga y que toman protagonismo, son partidarios de su hermano, el infante Alfonso y de la entonces Infanta de Castilla, Isabel. Dichos nobles se oponían al gobierno del Rey Enrique principalmente.

Parte de los miembros de la Liga nobiliaria que apoyaron en estos conflictos a la Infanta, a partir de “Guisando”, pasaran sus apoyos a un lado u otro según convenga, como ocurre con el Marques de Villena y el Arzobispo de Toledo.

1451 Nacimiento en Madrigal de las Altas Torres (Ávila) de Isabel de Castilla, hija de Juan II de Castilla y de Isabel de Portugal.

1453 Nacimiento de Alfonso de Castilla, hermano de Isabel y rey para la liga nobiliaria hasta su muerte.

1454 Fallecimiento del rey Juan II de Castilla. Asciende al trono el primogénito: Enrique IV, hermanastro de Isabel y Alfonso de Castilla.

1454-1461 Doña Isabel de Portugal y sus hijos Isabel y Alfonso son enviados a residir al castillo de Arévalo (Valladolid). En este castillo y durante toda su estancia, se hará muy patente la enfermedad mental de Isabel de Portugal y la unión de los dos infantes entre ellos y con su maestro Chacón.

1462 Nacimiento de Juana de Castilla, hija de Enrique IV y Juana de Portugal y sobrina de Isabel. Doña Juana, hija de Enrique y sobrina de Isabel, apodada “La “Beltraneja” por las sospechas acerca de que su progenitor fue Beltrán de la Cueva, Valido del Rey Enrique IV. Estas dos mujeres – Doña Juana y su madre – marcaran la historia inmediata y la vida de la Reina.

1463 Primera visita de Isabel de Castilla al Monasterio de Guadalupe, con motivo de la boda planeada por Enrique IV con el Rey de Portugal Alfonso V, a la misma, se negó Isabel, cuya edad era de 13 años.

1464 Levantamiento de la Nobleza y el Clero castellano, encabezados por el Marques de Villena y sus partidarios (Alfonso Carrillo – Arzobispo de Toledo –, el Conde de Benavente, el Conde de Paredes y el Conde de Plasencia) contra Enrique IV, a esta alianza se le llamó la  Liga Nobiliaria. Exigían que el Rey destituyese a su Consejo Real. Comienza una guerra civil en Castilla. El infante Alfonso de Castilla es proclamado por la Liga Príncipe de Asturias.

1465 Los nobles sublevados deponen al Rey Enrique en Plasencia, más tarde proclaman al infante Alfonso como Rey de Castilla en la llamada – por sus detractores – “Farsa de Ávila”, acto en el que escenifican la desposesión de los atributos reales del Rey Enrique y su muerte.

1467 La ciudad de Trujillo cae bajo el dominio de la liga nobiliaria del Marqués de Villena, en cuyo alcázar se refugiará Doña Juana de Avis.

1468 Fallece el Infante Alfonso en el mes de julio. En septiembre se produce la firma de los “Pactos de Guisando”, donde Enrique IV otorga a Isabel el reconocimiento como heredera legítima al trono de Castilla, a fin de aplacar la rebelión de los nobles de Castilla, asimismo, se le concede un Juro o renta de 390.000 maravedíes. Termina la guerra civil en Castilla.

Doña Juana de Avis y su hija, la infanta Juana quedan bajo custodia del Marqués de Villena, en Trujillo y posteriormente en Plasencia.


separador

 1469 – 1474

1469- Boda de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Ante la necesidad de una bula para celebrar el matrimonio – Isabel y Fernando eran primos hermanos –, el Obispo Arias Dávila realiza una falsificación. En sus capitulaciones matrimoniales se comprometieron a obedecer al Rey. 

Desde la boda con Fernando de Aragón a la proclamación como reina.

En esta parte de su vida, Isabel comienza a tomar protagonismo, una vez muerto su hermano Alfonso ha conseguido ser heredera del trono en las negociaciones de “Guisando”, desbancando a Juana la hija del rey.

La condición de heredera queda cuestionada cuando rechaza la propuesta de su hermano el Rey Enrique de contraer matrimonio con el Rey de Portugal, Alfonso V.

Rompe definitivamente los acuerdos de Guisando con su boda con Fernando de Aragón sin consentimiento de su hermano el Rey, este hecho será decisivo en el desarrollo de los acontecimientos posteriores, ya que claramente una parte de la nobleza se posiciona al lado de Isabel y su esposo Fernando y otra parte sigue fiel al rey Enrique y a su hija Juana.

La familia Mendoza custodia a la infanta Juana en sus propiedades y permanecen fieles al rey Enrique aunque a la muerte de este, y tras la coronación de Isabel como reina, se posicionan a favor del nuevo monarca.

1470- Enrique IV deshereda a la Infanta Isabel por incumplir los Pactos de Guisando, que establecían el previo permiso real para su matrimonio, nombrando sucesora al trono de Castilla a la Infanta Juana de Castilla. Isabel comunica a Luis de Chaves el alumbramiento de su primogénita – Isabel –.

1471- Sixto IV valida el matrimonio entre Isabel y Fernando mediante la Bula “Oblatae Nobis” dispensando el impedimento de consanguinidad de tercer grado que les unía.

1474- El 1 de diciembre, reconciliación entre Enrique IV e Isabel y Fernando.

El día 12 de diciembre fallece en Madrid el Rey Enrique IV, recibiendo sepultura en el Monasterio de Guadalupe. Al día siguiente, se proclama en Segovia la Infanta Isabel como Reina de Castilla.

 

separador

1474-1479

La Guerra Civil por la sucesión

Comienza una guerra civil entre partidarios de la hija del Rey Enrique, Doña Juana, apodada “la “Beltraneja”, y los partidarios de Isabel que durará hasta la firma del tratado de Alcaçovas en 1479. En Extremadura, la alta nobleza apoyó a Doña Juana, mientras que los concejos y la baja nobleza provinciana se decantaron por Isabel, aunque fueron mayoría los partidarios de Doña Juana. La guerra acaba siendo de facto, un conflicto entre Castilla y Aragón contra Portugal y Francia por instaurar a la dinastía afín.

Este conflicto se bate en tierras extremeñas. El Rey de Portugal llega a asentar su corte en Plasencia y Los Reyes Católicos en Trujillo. La mayoría de las estancias y visitas de Isabel y Fernando a Extremadura se producen en este periodo.

1475- Fernando accede al trono de Aragón: se consuma la unión dinástica entre ambos reinos. Se firma el documento llamado “La Concordia de Segovia”, que fija los derechos y deberes de ambos cónyuges en el gobierno de sus reinos bajo las premisas de equilibrio y paridad entre ambos monarcas. 

Se celebra el 30 de mayo, la boda entre Juana de Castilla y Alfonso V de Portugal, en Plasencia donde se proclaman reyes de Castilla y Portugal.

1476- Batalla de Toro: Isabel de Castilla y Fernando de Aragón vencen a los partidarios de Doña Juana. Fue una victoria más política que militar que decantó el signo de la guerra a favor de Fernando e Isabel, ésta última ordena el desmoche de todas las torres nobiliarias desde Plasencia. En Cáceres la excepción fue la del Capitán Don Diego de Cáceres Ovando, leal a su causa, y en Trujillo la de los Chaves.

1477- Asedio de Trujillo. El 10 de mayo, visita de la Reina Isabel a Guadalupe y posterior traslado a Trujillo, cuyo castillo llevaba 15 meses de asedio. Rendida y asegurada la villa, viaja a Cáceres, donde el 30 de mayo jura sus fueros y privilegios, y el día 9 de julio serán los cacereños los que juren las tres ordenanzas redactadas a fin de unificar la justicia impartida en el concejo.

1478- Creación del Tribunal de la Inquisición: Los reyes dispondrán de un instrumento político para instaurar la unidad religiosa. Con la repercusión económica que conllevó el apropiamiento de las pertenencias de los judíos, aunque una gran parte se convirtieron.

1479- Hacia el Fin de la Guerra.

En enero, los reyes perdonan al Arzobispo de Toledo, Don Alonso Carrillo. La Condesa de Medellín y Alonso de Monroy, Clavero de Alcántara, no viendo satisfechas sus pretensiones se pasan al bando portugués.

En febrero las tropas portuguesas entran en Extremadura en apoyo de los partidarios de Doña Juana que resistían en Mérida, Medellín, Montánchez, Castilnovo, Deleitosa, Magacela, Benquerencia y Almorchón y siendo derrotadas el 24 de febrero en la Albuera: es el último capítulo bélico de la guerra civil.

A propuesta de Beatriz de Braganza comienzan las negociaciones entre Portugal y Castilla. El lugar elegido es el Castillo de Alcántara, donde entre el 20 y el 22 de marzo se celebran las llamadas “Vistas de Alcántara”, que unos meses más tarde desembocarán en el denominado Tratado de Alcaçovas, que aborda integramente las relaciones entre Castilla y Portugal, poniendo fin a las rivalidades y decidiendo el futuro de Doña Juana.

Fallece Juan II, celebrándose las honras en Trujillo, donde también se firma la tregua con el Rey de Francia – que apoyaba a Doña Juana – y se acordó cómo encabezar las Cartas y Provisiones de los Reyes. Fernando es proclamado Rey de Aragón.

1480 Se convocan las Cortes de Toledo: comienza la reconstrucción del reino.

1480 La Infanta Isabel (futura reina de Portugal) pasa las navidades en Fregenal acompañada entre otros por Alonso Cárdenas en  su viaje a Moura (Portugal) para sellar la paz definitiva con Portugal a través de su matrimonio.

separador

 1483 – 1504

Desde la Pacificación de Castilla a la Toma de Granada.

Una vez pacificada Castilla y acordada la paz con Francia y Portugal se inicia una etapa de gobierno en la que los ya reyes de Castilla y Aragón, Isabel y Fernando, toman la iniciativa y emprenden sus proyectos: unificación de las coronas, reforma de la monarquía y las cortes, conquista de Granada, expansión ultramarina, unidad de la fe.

Las entradas a Extremadura las realizan para mediar sobre todo en algún conflicto entre nobles, causas personales y sobre todo para acudir a Guadalupe.

1483 Termina la conquista de la isla de Gran Canaria.

1487 Conquista de baza.

1488 La ciudad de Plasencia vuelve a la corona.

Aunque Plasencia no recupera su voto en Cortes, por deseo de su concejo y su nobleza, contrarios a su señor, Álvaro de Zúñiga y Guzmán, duque de Béjar y Plasencia y señor de Capilla, se adhiere a la corona. Fernando el Católico, jura a las puertas de la catedral defender siempre la libertad y fueros placentinos.

1491 Continúa la guerra de Granada. Hernando de Zafra firma en nombre de Fernando las Capitulaciones de Alfacar.

1492 En este año se producen los tres acontecimientos más importantes del reinado La toma de Granada, el Decreto de expulsión de los judíos y el Descubrimiento de América. Se firman en Guadalupe los permisos preceptivos para el viaje de Colón que culminarán con el descubrimiento de América.

1497 Boda Regia en Valencia de Alcántara entre la primogénita de los RR.CC. – Dª. Isabel – y el Rey de Portugal – Don Manuel –.

1502- Las Cortes de Aragón juran como herederos a la princesa Juana y a su esposo Felipe de Habsburgo.

1504 Fallece el 26 de noviembre, en Medina del Campo la Reina Isabel, quedando Fernando como Rey de Aragón y su hija Juana como Reina de Castilla.

 

separador

 1506 – 1516

Hechos hasta la muerte del Rey Fernando

En su testamento Isabel nombra a su hija Juana heredera de Castilla y regente a su esposo. Hasta la muerte de Fernando los hechos históricos y actos de gobierno son parte de los designios que Isabel y Fernando habían iniciado años atrás, por ello no estaría completa esta Ruta sin hablar de ellos y detenernos en los lugares donde acontecieron.

1506 La Reina Juana, apodada “la loca” es declarada incapaz. Fallece su esposo Felipe “el hermoso”. El Rey Fernando vuelve a gobernar Castilla como regente hasta 1516.

1509 Toma de Orán y Trípoli por el Cardenal Cisneros.

1515 Anexión del Reino de Navarra, conservando sus instituciones y leyes.

1516 Fallece el Rey Fernando el 23 de enero, en Madrigalejo.