enc_guadalupe

Si hay un lugar en Extremadura con especial significación para la reina Isabel y para la corona es, sin duda, Guadalupe. La villa y su santuario han recibido las peregrinaciones reales desde Alfonso XI (1340), tras la batalla del salado.

Esta devoción se afianza en el siglo XV con las visitas de Juan II de Castilla (padre de Isabel), Juan II de Aragón y de Navarra (1430), Enrique IV y su madre María de Portugal, estos últimos personajes reales unidos a la villa y al santuario históricamente por estar allí su sepultura.

Se han documentado al menos 17 visitas de la reina al Monasterio desde que Isabel lo visitó por primera vez, con motivo de las negociaciones de su hermano Enrique IV con Alfonso V de Portugal para tratar el compromiso matrimonial con el monarca portugués en 1463. Las frecuentes visitas de los Reyes Católicos al Monasterio de Guadalupe hacen fácil encontrar su huella entre los muros de dicha obra e imaginar a la reina en oración en estas dependencias.

Aunque sea el monasterio el principal punto de nuestra ruta en Villuercas, el camino que nos lleva al mismo, y que llevó a la Reina Isabel hasta allí, pasa por caminos y veredas llenos de magia y naturaleza, que explican que la Reina llamara a este entorno “su paraíso” y deben ser motivo de parada en nuestro itinerario.

Guadalupe fue y es centro de peregrinación internacional, encrucijada cultural y punto de confluencia de rutas históricas. Con especial protagonismo en la evangelización de América.

En este recorrido por la Puebla de Guadalupe, es el Monasterio el punto central, como no podía ser de otra manera.

 

separadorgua_monasterioEl Monasterio

La imagen de Santa María de Guadalupe ostenta el título de “Patrona de Extremadura” desde 1907 y de “Reina de las Españas o de la Hispanidad” otorgado por Alfonso XIII en 1928. El Monasterio es un punto de referencia y atracción de fieles y turistas. Cuenta con gran número de distinciones destacables como son las siguientes:

  • Distintivo de “Real” por concesión de Alfonso XI en 1340.
  • Distintivo de “Pontificio” por concesión de Pío XII en 1955.
  • Monumento Nacional en 1879.
  • Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

El edificio que hoy contemplamos desde la plaza de la villa es el resultado de una superposición de estilos desde el siglo XIV al XVIII, encontramos por tanto vestigios de estilo mudéjar, gótico, renacentista y barroco. Actualmente, en estas estancias encontramos varios museos (claustro del antiguo convento), una hospedería y el albergue de la comunidad religiosa.

En sus muros albergó, además, una importante escuela de medicina, botica, scriptorium, talleres especializados en bordados, orfebrería y miniados, así como una biblioteca con un fondo único por la riqueza y la variedad del mismo.

 

separador

gua_claustroClaustro Mudéjar y Templete

El claustro fue construido entre 1389 y 1405, compuesto por dos plantas de forma rectangular, con unos 40 metros de lado y doble número de arcos en el cuerpo superior con respecto al inferior.

En el centro del claustro se levanta un Templete de estilo mudéjar, abierto por sus cuatro lados, coronado por una hermosa bóveda gallonada, decorado con azulejos y yeserías. Fue construido por Fray Juan de Sevilla en 1405.

 

separador

gua_sacristiaSacristía del Monasterio

De planta rectangular, la nave está formada por cinco tramos cubiertos con bóveda de medio cañón que apoya en pilastras de orden toscano. Sus bóvedas y muros se cubren con pinturas barrocas al temple realizadas por Manuel Ruiz y fray Juan de la Peña. Completando el conjunto destaca la extraordinaria colección de pinturas de Zurbarán que representan episodios de la vida de los frailes que habitaron el monasterio.

El camarín de la Virgen es una sala octogonal ricamente decorada con pinturas al temple donde, en los huecos de los pilares, aparecen esculturas de las conocidas como “Ocho mujeres fuertes” que protegen y preceden a la venerada imagen de Santa María de Guadalupe venerada por la Familia Trastámara y la Reina Isabel en particular; bien merecen una parada en esta dependencia.

 

separadorgua_hospederiaHospedería del Monasterio

Es la antigua botica de los Jerónimos situada en una de las alas del monasterio, ocupa parte del claustro gótico del monasterio y el antiguo Pabellón de la Enfermería Nueva. Es en esta parte de la Hospedería donde se encontraban los aposentos de la Familia Real durante sus visitas, hoy alberga un restaurante y un hotel.

El comedor es obra del arquitecto Rafael Moneo. Todo el conjunto se reformó para lograr un cómodo alojamiento dejando ver manifestaciones artísticas de las que destacan el magnífico claustro de estilo gótico, los corredores y los vanos y puertas.

 

separadorgua_barrio

El Casco Viejo de la Puebla de Guadalupe

La Puebla de Guadalupe alberga un conjunto histórico artístico de gran valor perteneciente a los siglos XV y XVI formando un conjunto de gran belleza medieval. Abundan las casas porticadas de dos plantas con balconadas corridas a lo largo de toda la fachada. Fue declarado Patrimonio Histórico Artístico en 1943.

 

 

separadorEl Río Guadalupe y Barranco de Valdegracia

El Barranco de Valdegracia y el río Guadalupe eran una de las vistas que precedían a la del Monasterio desde el camino. Es un sitio natural privilegiado, famoso también por el viaducto que lo corona. Es uno de los puntos que sin duda deben ser visitados en la ruta naturaleza.

 

separadorgua_humilladeroErmita del Humilladero

Esta pequeña ermita, construida a principios del siglo XV, fue diseñada siguiendo las mismas pautas gótico-mudéjares del templete central del Claustro Mudéjar del Monasterio. Ha sido y es punto de encuentro de numerosos viajeros y peregrinos así como de comitivas reales antes de entrar en la villa, en su peregrinación hacia el Monasterio de Guadalupe.

 

 

separador

El Palacio o Granja de Mirabel

Este palacio, que no debe ser confundido con el de Mirabel Placentino, era la residencia preferida de la Reina en Guadalupe, lugar de retiro y descanso.

Comenzó a construirse en el siglo XIV y, actualmente, está declarado Monumento Histórico Artístico. Predomina en su fachada el estilo mudéjar del siglo XV y cuenta con un hermoso claustro. Fue el lugar de descanso de los Reyes Católicos en sus visitas a Guadalupe.