Panorámica Fregenal

 

Registra una rica historia desde sus orígenes prerrománicos, aunque será la época de la Reconquista y su repoblación la que mayor huella deje en la localidad. El monarca Fernando III, a mediados del siglo XIII, arrebata este enclave a los musulmanes y Alfonso X, años más tarde, la coloca bajo el amparo de la Orden de Santiago. Es este hecho el que liga a Fregenal a los monarcas, siendo la Orden leal y fiel a los Reyes Católicos y a su descendencia.

Además, la situación de Fregenal (parte de Sevilla en la época que nos ocupa y hasta 1833) respecto a Portugal hace que sea un punto estratégico utilizado por los reyes Católicos en distintas ocasiones.

Al menos una visita hizo Fernando a la Villa para informarse y dirigir la contienda con Portugal en esta zona con el Maestre de la Orden (Alonso de Cárdenas); aunque sin duda alguna, fue la presencia de la infanta Isabel durante las navidades de 1480 la estancia más importante por duración y por importancia política de la monarquía en Fregenal. El tratado de Alcáçovas en 1479 puso fin a la guerra con Portugal y precipitó una serie de acontecimientos que llevaron a Juana  “la Beltraneja”  a ingresar en un Convento de Coimbra el 15 de noviembre de 1480, abriendo la  posibilidad a una hija de los Reyes Católicos de convertirse en reina de Portugal: la infanta Isabel.

Una vez vencida Doña Juana y para sellar la paz definitiva y reforzar el acuerdo con Portugal, los Reyes Católicos prometen a su hija Isabel con el Rey Portugués, noticia que la infanta recibe en Fuentes de Maestre acompañada por leales como el Maestre de la Orden de Santiago, Don Alonso de Cárdenas, partiendo hacia Moura donde permanece hasta su matrimonio. Antes, pasará las navidades en la fortaleza de Fregenal, acudiendo incluso a los actos religiosos que se iban desarrollando en la iglesia de Santa María, también dentro de la fortaleza. La niña contaba entonces con diez años.

“…e fue llevada la Infanta mayor doña Isabel a Portugal, la cual el Maestre Don Alonso de Cárdenas llebo encargo para la dar en rehenes en Portugal y yendo de via tuvieron la Pascua de Natividad fin de año 1480 e comienzo del año 1481 en Fregenal e pasada la Pascua se partieron para Moura”.

 

separador

Castillo de Fregenal de la SierraCastillo de Fregenal de la Sierra

Esta peculiar fortaleza –ubicada en una zona llana–  comenzó a levantarse en 1283 y ha configurado a su alrededor la villa de Fregenal. Desde su Torre del Homenaje octogonal, con escudos templarios, divisaron las fronteras el Rey Fernando y su hija Isabel. De las murallas y puertas, que entonces dominaban los caballeros de Santiago y que le dieron cobijo, no quedan restos apenas pues desaparecerían con la expansión del siglo XVI ya que el castillo, de planta poligonal e irregular, fue absorbido por las construcciones populares con el devenir del tiempo. Aún se conserva la Torre de Santa María, la iglesia donde asistió la infanta a los oficios,  y lo que fue en su origen la plaza de armas fue convertida en una plaza de toros en el siglo XVII.

 

separador

Iglesia de Santa María

La iglesia es parte del templo adscrito a la fortaleza templaría, data, como la fortaleza, de finales del siglo XIII. Artísticamente destacan los primitivos arcos ojivales y los decorados capiteles. Del interior, sin duda, sobresale el retablo mayor de estilo barroco y dedicado a Jesús y el órgano, este último tallado por José de Larrea.

Históricamente destaca este templo por ser el lugar al que asistía Fernando, sus consejeros e Isabel, la hija de los Reyes Católicos, durante su estancia en las navidades del año 1480.

 

separador

Iglesia de Santa Catalina FregenalIglesia de Santa Catalina

Este templo del siglo XV, declarado Bien de Interés Cultural, destaca por poseer todavía hoy un interior de estilo mudéjar en sus tres naves, que se separan entre sí por arcos apuntados. Esto contrasta con la sobriedad de la parte construida en el siglo XVII y de la que destaca el óculo y el cuerpo de campanas. Además, conviene señalar la presencia del Cristo del Perdón del siglo XVI atribuido a la escuela de Martínez Montañés. Desde aquí parten los “danzaores” cada 8 de septiembre para acompañar a la imagen de Nuestra Señora de la Salud por las calles de la localidad.

No conviene abandonar Fregenal sin dar un paseo por sus cuidadas calles, visitar el Enclave arqueológico “Valera la Vieja” (muy cercano a la localidad e identificado con la ciudad romana de Nertóbriga, de posibles orígenes prerrománicos) o redescubrir el tantas veces olvidado Convento de San Francisco del siglo XVII. Según las crónicas locales, llegaría hasta la Desamortización de Mendizábal, cuando se cambia su uso al de cuartel o casa de Correos. De él destaca su claustro que, tras una restauración del siglo XX, se ha convertido en el Centro de Creación Joven de Fregenal de la Sierra.

Recomendamos complementar la ruta urbana de Fregenal en la Ruta de Isabel en Extremadura con la Ruta del Ibérico y las órdenes militares.